La noche que jamás olvidaré

Esa noche nublada, esa noche fría que jamás olvidaré. Estabas en mi cama, sola y asustada esperando mi llegada, te movías desesperada. Caminabas de un lado a otro, mirabas tu reloj y yo afuera, mirando por la ventana te observaba, veía tu desesperación. Pero no quería entrar, no quería enfrentar lo que adentro me esperaba. [...]

Advertisements