Esa dulce muralla

A veces me equivoco

Muchas no lo acepto

El orgullo es como un muro alto y fuerte

Que no se derrumba fácilmente

Pocas personas logras un impacto

A esa pared fuerte

Pocas personas logran escalar por sus hendiduras

Hasta saltar hacia el vacío que se encuentra del otro lado

Pero, si el mural es tan alto y fuerte

Debe ser porque algo adentro detiene

El yo interno

El yo verdadero

Nuestro ser

La vulnerabilidad del individuo

Allí yace

Esperando que aquel interesado

Logre el salto del más osado

Y al caer el abismo

¿Qué esperas encontrar?

¿Una doncella frágil? O ¿un monstruo sin piedad?

Esa gran pared intacta

Detiene todas las amenazas

Amenazas de afuera,

Amenazas de adentro.

Pero, todos queremos tener aquella llave

La llave que abra la pequeña puerta triste y podrida

Aquella puerta que nadie ha querido tocar

Pero,  ¿por qué en vez de pensar en entrar por la puerta, piensan en escalar aquel muro sin fin?

El camino más difícil, ese es el que todos quieren tomar.

Porque, ¿dónde estaría la victoria en un simple tocar?

La victoria esta en subir esa gran muralla, en romper todos los esquemas.

Claro, eso es lo que todos piensan.

Pero, a veces encontraos más belleza en la simplicidad.

Allí está el verdadero reto: afrontar los retos de frente, sin mirar hacia arriba, hacia al lado o hacia atrás

Por eso, yo soy de aquellas que no le gustan los rodeos,

Me voy de frente y toco la puerta

¿Me das la entrada? O ¿Tendré que subir?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s